sábado, noviembre 10, 2007

Miedo

Hoy todo se desbordó. Todo el miedo contenido en mi. Desde hace meses viene creciendo, y creí poder controlarlo. Pero, al final, las lágrimas salieron de mis ojos, y todo el dolor, la impotencia, el odio, se expresaron en esta liquida y cristalina forma.
Todo empieza una noche de agosto, en la cual fui víctima de un asalto. Me quitaron un teléfono celular nuevo, el cual había sido un regalo. Y pues pensé que podría pasar este proceso sin llorarlo, pero he visto que no puedo. Necesito decir que me da miedo caminar de noche por las calles, que temo las áreas oscuras y el que la gente vaya tras de mi. Tengo un delirio de persecución bien cabrón.
Solo espero poder superar esto pronto.

4 comentarios:

GMANfull dijo...

que heavy doffo a mi tb me asaltaron y te entiendo el miedo queda pero con el tiempo unoi lo va superando fuerza y animo

GMANfull dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Hugo Peralta dijo...

El miedo nos recuerda que somos humanos, pero también que somos sensibles y que no somos eternos, pero nos recuerda también que somos capaces de superar cualquier adversidad, por difícil que parezca, no dejes de vivir por un asalto, vive la vida y deja los recuerdos atrás pues al final, son acumulaciones de lo que somos... y de lo que algún día dejaremos de ser. Vive hoy, anhela el mañana, recuerda el ayer...

Doffo dijo...

Gmanfull:
Gracias!! Creo que el sabado di un paso importante, pues realmente, no habia llorado esa perdida. Lamentablemente, a M le toco soportarme un rato asi.
Ahi vamos saliendo adelante.
Un abrazo!!!

Hugo:
Claro, se que el miedo nos recuerda nuestra fragilidad, pero pense que podria controlarlo. Yo vi que no, y pues ya voy mejorando.
Saludos y un abrazo