viernes, junio 02, 2006

La innegable realidad de la decisión


Siempre, en nuestra vida, estamos eligiendo. Desde la hora para levantarnos, hasta lo ue vamos ac omer, o a escuchar. La vida se trata de decisiones, pero a muchos nos cuesta mucho trabajo tomar las riendas de nuestro detino, pero creo que vale mucho la pena tomarlas. Te sientes libre, aunque ya no podras echarle la culpa a otros, todo esta en ti. Pero es necesario, para ser uno, decidir su vida uno, no puedes estar siempre al pendiente de la pareja, de la familia, del circulo de amigos, del trabajo. Claro, la "libertad" es hasta cierto nivel, siempre estara relacionada con la vida que tengas, los compromisos que adquieras, es decir, todo tu modus operandi, en este mundo. Siempre tienes que decidirte, siempre. No se trata tampoco de decidir al chilazo, como vulgarmente se dice, sino de manera consciente y plena, para que la decision que tomemos resulte bien, o como estamos planeando. Todo es decidir, pensar en las posibilidades, y hacer que estas salgan lo mejor que se pueda, para no herir, ni herirnos.

4 comentarios:

Shinseiki21 dijo...

Uy que filosofico, muy buen tema, me dejo pensando, definitivamente toda nuestra vida tiene que ver con decisiones.

Doffo dijo...

a ves como es uno al filo de las 15:00hrs jejejeje
Un abrazo...

Robin Goodfellow dijo...

Y no sólo decir qué hacer, sino también qué pensar, qué creer, qué olvidar, qué entender, qué interpretar…
Compartimos más del 99% del código genético, eso a duras penas nos hace diferentes, son las decisiones que tomamos las que nos hacen únicos.
Un abrazo.

Doffo dijo...

Pues si, todo lo tiene que decidir uno.
El animal al que nos parecemos mas es el chimpancé, de el solo tenemos el 0.5% del codigo genetico, entonces imaginate.
Un abrazo